Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Mateo 5: 20-26

La Palabra de Dios

Yo se los digo: si no hay en ustedes algo mucho más perfecto que lo de los Fariseos, o de los maestros de la Ley, ustedes no pueden entrar en el Reino de los Cielos. Ustedes han escuchado lo que se dijo a sus antepasados: "No matarás; el homicida tendrá que enfrentarse a un juicio". Pero yo les digo: Si uno se enoja con su hermano, es cosa que merece juicio. El que ha insultado a su hermano, merece ser llevado ante el Tribunal Supremo; si lo ha tratado de renegado de la fe, merece ser arrojado al fuego del infierno. Por eso, si tú estás para presentar tu ofrenda en el altar, y te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí mismo tu ofrenda ante el altar, y vete antes a hacer las paces con tu hermano; después vuelve y presenta tu ofrenda. Trata de llegar a un acuerdo con tu adversario mientras van todavía de camino al juicio. ¿O prefieres que te entregue al juez, y el juez a los guardias que te encerrarán en la cárcel? En verdad te digo: no saldrás de allí hasta que hayas pagado hasta el último centavo.

 

 

Mateo 5: 20-26
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • ¡Cuán desafiante es Evangelio! Recibo el llamado no solo para hacer amor sino para pensar amor. ¿Puedo invitar a Jesús a mi corazón para crear ese tipo de corazón amante y respetuoso para mí?
    • El Espíritu me llama para que cambie, para que sea una persona más amante, amable, misericordiosa y justa. ¿Para transformarme? ¿Advierto la diferencia en mí cuando amo y cuando no amo? Conversa con Jesús sobre esto.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Algunos eventos que cuando ocurren parecen ser poco significativos, pueden ser semillas de algo muy importante más adelante. Pueden conducir a grandes cambios, ajustes y momentos clave de la vida. Los momentos decisivos pueden estar influenciados por lo que parece pequeño. Oramos para ver hacia dónde Dios nos está conduciendo en las pequeñas cosas.
    • Los fariseos estaban principalmente preocupados del amor de Dios en vez del amor al prójimo. Pero para Jesús ambos están unidos íntimamente. Él llama la atención a la importancia de la correcta relación con Dios y los demás. La reconciliación y el perdón están en el corazón de toda relación, porque Dios es un Dios de las relaciones. ¿Me conocen como un relacionador?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús a menudo usa la exageración para enseñar un punto verdaderamente importante: no tomes como una verdad literal la exageración, pero pon atención al punto que está intentando enseñar.
    • Enojarse, insultarse unos con otros, o usar apodos, no es la forma en la que Jesús quiere que nos comportemos entre nosotros/as.
    • Pon atención a la manera como nos tratamos; busca sobre todo la reconciliación de unos con otros.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Hay ofensas en la ley que tienen prescritas sentencias. Pero una persona que solo aspira a quedar apartado de las leyes del código penal, no podrá estarlo por mucho tiempo, y mientras tanto el corazón estará enojado, que no es un estado adecuado para un hijo o seguidor de Jesús.
    • Y si la única ambición es cumplir las leyes, la letra estricta de la ley puede derribarnos. Los deudores, por ejemplo, pueden demandar sus derechos; y Jesús cuenta historias de deudores que verdaderamente se vuelven malos.
    • Nuestros corazones deberían estar siempre abiertos a las demandas de aquellos que nos rodean; y siempre tenemos que estar listos/as para perdonar, y no tan ansiosos de hacer cumplir nuestros propios reclamos a otras personas.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Lo que el mundo ve como trágico y vacío, Jesús lo ve como bendito: humildad, duelo, gentileza, paz y otras virtudes. Jesús mismo vivió con esas cualidades, y las podemos ver en sus palabras y acciones durante su vida terrenal con nosotros/as. Él pudo animarnos a vivir en el espíritu de las Bienaventuranzas, porque Él mismo lo vivió, y sabía que una vida de integridad y honestidad es, de hecho, una vida bendita.
    • Jesús vivió cada una de las Bienaventuranzas. Todos los que viven de acuerdo a su estilo de vida son – y serán - ricamente bendecidos. Permito que esas bendiciones vengan a mí, e imagino a Jesús hablándome cuidadosamente sobre ellas, consciente de mi pobreza, de mi pena, y de mi hambre.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús no viene a quitar importancia a las enseñanzas del Antiguo Testamento, sino a llevarlas a la perfección. “No he venido a abolir la ley o los profetas: no he venido a abolir sino a dar cumplimiento” (Mateo 5:17) Su mensaje es más profundo que la adherencia a la letra de la ley, con la cual estaban preocupados los fariseos. Es sobre cómo se vive una vida cristiana totalmente moral, y se abrazan los valores del Evangelio de perdón y reconciliación.
    • ¿Hay alguien a quien quiero perdonar? Oro por la gracia de perdonar a esas personas en mi corazón, y abandonar todos los sentimientos de enojo o resentimiento que pueda tener hacia ellas. Pido al Señor por la gracia de acercarme a esa persona y reconciliarme con ella, y restaurar la relación en una de amistad y amor.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús comienza por mostrarnos lo que quiere decir con llevar la Ley a su perfección. El nuevo estándar es más alto que el antiguo, porque se relaciona con nuestro corazón y no con una mera acción externa. No es suficiente el no matar a tu hermano, tú le debes respeto.
    • El tomar parte en la liturgia hace sentido solamente si gozamos de una buena relación con los otros: no tiene sentido para mí el ofrecer mi sacrificio cuando tengo problemas con mi hermano. Mi adoración no es un substituto de buena conducta o la garantía del juicio divino: es más bien la expresión de lo que subyace en mi corazón y de mi deseo de dar más amor.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Señor, aquí le estás hablando a mi corazón. No me puedo reconciliar contigo a menos que primero me reconcilie con mi vecino. El perdón requiere remordimiento y expiación. Si he robado, no puedo pedir a Dios perdón, a menos que devuelva lo que he robado. Si encuentro un obstáculo al tratar de hablarte, Señor, es porque no he removido el obstáculo que hay entre mí y mi vecino.
    • Señor, estás llevando mi conciencia a mi ser profundo. Seré juzgada/o no por lo que he hecho en público, sino por los actos voluntarios de mi corazón. Dios vé mi corazón, y vé hasta donde me llevan los sentimientos de odio, lujuria u orgullo. En otras palabras, deberé ser de una sola pieza, sin fisuras, y deberé responder a la mirada de Dios, no a la mirada de los demás.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús no está contento con la interpretación literal o restrictiva de la prohibición de matar. Desea incluir en ella todo tipo de abuso sicológico o verbal hacia otro ser humano. La vida debe ser comprendida como un conjunto de relaciones pacíficas y armoniosas con los demás. De ahí la necesidad de la reconciliación cuando ellas se rompen. ¿Necesito reconciliarme con alguien hoy día? ¿Deseo dejar mi “regalo” (el que sea) ante el altar y buscar primero la reconciliación con mi hermana o hermano ofendido?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Eventos que, al ocurrir, parecen de poca importancia, suelen ser semillas de algo de gran importancia más adelante. Pueden guiarnos a cambios, ajustes y decisiones significativas en nuestras vidas. Rogamos para poder ver hacia donde nos guía Dios en las cosas pequeñas.
    • Los fariseos estaban sólo preocupados en el amor de Dios, y no en el amor al prójimo. Pero para Jesús ambos estaban unidos íntimamente. Les llama la atención sobre la importancia de las relaciones con Dios Y CON los demás. La reconciliación y el perdón están en el corazón de toda relación, porque Dios es el Dios de la relaciones. Soy conocido/a como un/a conciliador/a?

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses