Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Juan 14:7-14

La Palabra de Dios

Jesús contestó: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. Si me conocen a mí, también conocerán al Padre. Pero ya lo conocen y lo han visto». Felipe le dijo: «Señor, muéstranos al Padre, y eso nos basta». Jesús le respondió: «Hace tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conoces, Felipe? El que me ve a mí ve al Padre. ¿Cómo es que dices: Muéstranos al Padre? ¿No crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Cuando les enseño, esto no viene de mí, sino que el Padre, que permanece en mí, hace sus propias obras. Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Créanme en esto, o si no, créanlo por las obras mismas. En verdad les digo: El que crea en mí, hará las mismas obras que yo hago y, como ahora voy al Padre, las hará aún mayores. Todo lo que pidan en mi Nombre lo haré, de manera que el Padre sea glorificado en su Hijo. Y también haré lo que me pidan invocando mi Nombre."

Juan 14:7-14
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • Las palabras de Jesús a Felipe son sorprendentes. Podríamos decir que este es el punto más álgido del evangelio de Juan o incluso de todo el Nuevo Testamento. “Si me conoces a mí, conocerás también a mi Padre”. Jesús no es simplemente un hombre santo o un profeta o un ángel parecido a Dios; es la imagen del Dios invisible, es un retrato de Dios (una Selfie de Dios).
    • El Padre está “en” Jesús y Jesús está “en” el Padre. Es una presencia que empodera; permite a Jesús hacer grandes cosas y nos permite a nosotros hacer aun trabajos más grandes. Y sin embargo… incluso mientras habla, Jesús sabe que será entregado: para ser torturado, abusado y ejecutado. Su “poder” se muestra totalmente debilitado y vulnerable.
    • En estas palabras, nosotros mismos somos invitados a compartir la vida y trabajo de Dios; a compartir la vida de Dios, a hacer lo que Dios hace. El discurso de la última cena según Juan es sobre nuestra iniciación, ser llevados a la deidad: como niños, como amigos de Dios y –aquí, como co-trabajadores con Dios.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Vemos en este pasaje cómo Felipe frustra a Jesús, (como hizo Tomás en el pasaje precedente, Juan 5-6). Lento de entendimiento, Felipe desencadena una reprensión suave, pero algo exasperada, de Jesús, “Felipe, ¿he estado con Uds. todo este tiempo y aún no me conoces?
    • ¿De qué manera me veo a mí mismo frustrando a Jesús y de qué manera lo consuelo yo a Él? ¿Será la comprensión de este pasaje una fuente de consuelo o de frustración?
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Al recibir a Jesús, y llevarlo a Él, y a su mensaje, a nuestro corazón (un viaje que dura toda la vida), nos volvemos más y más su Presencia en el mundo. Recibirnos será recibir a Jesús, y recibir a Jesús es recibir al Padre.
    • Necesitamos ser muy humildes y pacientes, para personificar la presencia de Jesús en el mundo; tenemos que despojarnos de muchos condicionamientos y estar en constante necesidad de purificación; siempre seremos un trabajo en progreso. Todos los días necesitamos invitar al Espíritu de Jesús a tomar posesión nuestra. Podemos empezar cada día con el siguiente ofrecimiento matinal, y después, en la tarde, revisar el día para ver cómo hemos cumplido con nuestro ofrecimiento, y cuánto más tenemos que crecer en ello.
    • “Señor Jesús, te doy mis manos para hacer tu trabajo. Te doy mis pies para seguir tu camino. Te doy mi lengua para hablar tus palabras. Te doy mi mente para que puedas pensar en mí. Te doy mi espíritu para que puedas orar en mí. Sobre todo, te doy mi corazón para que tú puedas amar en mí, a tu Padre y a la humanidad. Te doy todo mi ser para que crezcas en mí, para que seas tú, Señor Jesús, el que viva y trabaje y ore en mí”. Oración del Santo Grial (The Holy Grail Prayer)
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Algunos años atrás, el teólogo von Balthasar escribió un pequeño libro titulado “Does Jesus know us? Do we know him?”(“¿Nos conoce Jesús? ¿Lo conocemos a Él?”) Jesús, Tú me conoces de la manera en que los compañeros de toda la vida se conocen unos a otros, sólo que mucho más profundamente. El tuyo es un amor que nace de un amor ilimitado. Pero, ¿te conozco yo a Ti? ¿Soy un/a apasionado/a por Tí? ¿Significas mucho para mí?
    • Recito la oración del siglo 13, que fue repetida en el musical Godspell en 1971: “Querido Dios, oro por tres cosas: verte más claramente, amarte más hondamente y seguirte más de cerca, día por día”. Entonces te conoceré en el sentido de esas palabras en las Escrituras.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • ¿Cómo podríamos hacer obras más grandes que las que Jesús hizo? A lo largo de los siglos, llenos del deseo de sanar y hacer de este mundo un lugar mejor, hemos enfrentado enfermedades, combatido hambrunas, controlado inundaciones de los ríos, y construído alianzas, como las Naciones Unidas, con el objeto de posibilitar la paz. Señor, permite que, con la Presencia de Tu Espíritu, pueda yo continuar con tus obras.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Jesús nos revela la profundidad de la relación entre el Padre y el Hijo. Conocer al Hijo es conocer al Padre. Para Juan, el “conocimiento” es un asunto del corazón, un conocimiento emocional que nace de un amor mutuo. No es simplemente un conocimiento cerebral. Yo pido conocer a Dios profundamente.
    • Jesús, Tú me pides que sea audaz. Yo voy a hacer “obras aún mayores” que las que Tú haces. Pero tu “trabajo” central es el dar tu vida. ¡No dejes que eso ahora me deje fuera!

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses