Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

John 20:1-2, 11-18

La Palabra de Dios

El primer día después del sábado, María Magdalena fue al sepulcro muy temprano, cuando todavía estaba oscuro, y vio que la piedra que cerraba la entrada del sepulcro había sido removida. Fue corriendo en busca de Simón Pedro y del otro discípulo a quien Jesús amaba y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto». 

María se había quedado llorando fuera, junto al sepulcro. Mientras lloraba se inclinó para mirar dentro y vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la cabecera y el otro a los pies. Le dijeron: «Mujer, ¿por qué lloras?» Les respondió: «Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto». Dicho esto, se dio vuelta y vio a Jesús allí, de pie, pero no sabía que era Jesús. Jesús le dijo: «Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?» Ella creyó que era el cuidador del huerto y le contestó: «Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo me lo llevaré». Jesús le dijo: «María». Ella se dio la vuelta y le dijo: «Rabboní», que quiere decir «Maestro». Jesús le dijo: «Suéltame, pues aún no he subido al Padre. Pero vete donde mis hermanos y diles: Subo a mi Padre, que es Padre de ustedes; a mi Dios, que es Dios de ustedes». María Magdalena se fue y dijo a los discípulos: «He visto al Señor y me ha dicho esto». 

 

John 20:1-2, 11-18
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Active
    Default
    • María repite su convicción sobre lo que “ellos” han hecho; la distrae de reconocer la verdad. Pido por la humildad necesaria para reconocer lo que es verdad, para dejar de lado cualquier convicción que me distraiga de la presencia de Dios.
    • María encuentra alivio y confortación, pero Jesús le dice que no se asuste. Pido libertad y confianza para saber que Dios me encontrará y bendecirá de una manera que supera mis expectativas.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Hoy celebramos la fiesta de María Magdalena, a quien el Papa Francisco llama la apóstol de los apóstoles: ella fue la enviada por el Jesús Resucitado a anunciar la Resurrección a los Apóstoles. Reflexiono sobre el importante papel que Jesús le dio a esta mujer y en el papel de la mujer en la Iglesia hoy en día. Agradezco a Dios por todas las mujeres que me ayudaron a conocer mejor a Jesús y rezo para que la Iglesia encuentre maneras de dar a las mujeres su propio lugar en sus estructuras de ministerio y liderazgo.
    • ¡He visto al Señor! Este fue el mensaje de María: la apóstol de la resurrección solo puede ser un testigo, alguien que ya se ha encontrado con Jesús Resucitado. Miro mi relación con Jesús y pido la gracia de conocerlo mejor para que pueda llevarlo a otros a partir de la plenitud de mi corazón.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • María es una de las primeras testigos de la Resurrección. Ella fue la que llevó las noticias de la tumba vacía a Pedro y Juan, y más tarde lo anuncia a los discípulos: “He visto al Señor”. Doy gracias a Dios por estos testigos, y pido por la gracia de ser yo mismo un testigo alegre y entusiasta de la Presencia de Jesús resucitado en el mundo, y de la alegría y la libertad que Él irradia.
    • Jesús resucitado no deja que María se quedara a Él, sino que la envía en misión, a comunicar a otros que Él ha resucitado. ¿Qué siento que Jesús me está enviando a hacer, después de mi encuentro personal con Él y después de su resurrección? Rezo por la gracia de no estar sordo a su llamado, sino listo para responderle con generosidad.
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • Una mujer sola, es la primera persona en ver al Señor resucitado. Se convierte en el apóstol de los apóstoles, que estaban inmovilizados por el dolor y la desesperación. En un mundo que sospecha de la mujer y su papel en la sociedad, Jesús le concede a ella el primer lugar en la tarea de compartir las buenas nuevas. La dignidad de la mujer queda inmortalizada.
    • “Y en la madrugada del día después del sábado, la tumba está vacía. Jesús se muestra entonces a María Magdalena… La fe nace otra vez, más viva y fuerte que nunca, invencible ahora que está basada en una experiencia decisiva… Jesús es alguien en quien podemos poner nuestra absoluta confianza; podemos poner nuestra confianza no sólo en su mensaje, sino en Jesús mismo, porque el Resucitado no pertenece al pasado, sino que está presente hoy, vivo.” Papa Benedicto XVI
  • Reflexiones sobre la lectura de hoy

    Inactive
    Default
    • La tristeza de María Magdalena se transformó en alegría cuando reconoció a Jesús, e inmediatamente fue a decir a los discípulos que ella lo había visto.
    • A través de la resurrección de Cristo celebramos la alegría de su victoria sobre el pecado y la muerte. Es la doctrina base de la fe cristiana. ¿Cómo me afecta la Gracia de la Resurrección? Oro para poder recibir con alegría el mensaje del Jesús Resucitado, creyendo en el poder de su Presencia en mi vida.

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses