Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Prayer Advice - 07/07/2019 - 00:00

Encontrando a Dios en la naturaleza desierta

La naturaleza desierta es una imágen poderosa. Existen muchas formas de imaginarla. Nos puede recordar, por ejemplo, el caminar en espacios amplios en el campo, o en áreas extensas con animales que nos acompañan, bajo el sol o la lluvia. Nos puede recordar el silencio de muchos caminos llenos de curvas, que parecen que no nos llevan a parte alguna, y nos dan tiempo para oensar y para orar. Es una experiencia positiva el estar en la naturaleza. Sin embargo, su carácter desierto también puede ser un lugar de desolación. Puede ser un panorama de nuestro interior, con problemas, preocupaciones, pecados y alejado de Dios. Estar en el desierto puede ser incomfortable, o peor.

Parecería que nuestra tarea es encontrarnos a nosotros mismos en ese desierto; es una parte inevitable de la historia de la vida.

Esto lo vemos en los Evangelios, cuando Jesús es llevado al desierto. Sin embargo, se nos dice que el desierto no fue el final de su jornada. Entró en él y salió por otro lado. No sólo eso, sino que creció en el desierto, donde aprendió algo sobre su vida y su misión. Se nos dice que volvió lleno del Espíritu de Dios.

Salir del desierto parece muy difícil, cuando estamos en el centro de él. Sin embargo, nuestra salida es tan inevitable como la salida del sol en un nuevo día. Se nos invita a confiar en que Dios está con nosotros en el desierto, y que saldremos de él con una percepción más profunda sobre nosotros, sobre el mundo y sobre nuestro lugar en él. No debemos preocuparnos ni desesperar; es Dios, después de todo, el que finalmente endereza todos los caminos que llevan fuera del desierto

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses