• Introducción

    Este Adviento te invita a comprometer un tiempo de tu vida en la quietud, y así escuchar la voz que “clama en el desierto”.

    Para ayudar y guiarnos un nuestra oración y reflexión a lo largo de estas semanas, analizaremos el tema del Nuevo Comienzo. Observaremos cómo nuestras vidas pueden tomar un camino y una dirección totalmente diferente cuando Dios entra en ellas. Recordamos a San Ignacio de Loyola, que estaba tan seguro del camino que seguía en su vida hasta el momento “cañonazo” de Pamplona. Aquí Dios intervino en su historia, y su vida tomó una dirección totalmente diferente. Durante el tiempo de Adviento reflexionamos sobre las vidas de muchas personas que aparecen en las Escrituras, con experiencias similares. Como María, también podemos experimentar “momentos de visitación” en nuestras vidas, donde nuestros planes son dados vuelta y reemplazados por un plan mayor. Como José, también podemos despertar de “sueños” con una mayor claridad en nuestras vidas. Y como los Reyes Magos, también podemos ser llamados a un nuevo lugar, al hogar de Dios, guiados por la luz de una “estrella”. Este Adviento te invita a comprometer un tiempo de tu vida en la quietud, y así escuchar la voz que “clama en el desierto”. Un tiempo para estar más consciente de las oportunidades para un Nuevo Comienzo, mientras caminas con Dios. Al comenzar nuestro tiempo de retiro, nos enfocaremos en el mensaje de Dios que nos comunicó el profeta Isaías “Pues Yo voy a realizar una cosa nueva, que ya aparece. ¿No la notan?”(Isaías 43:19)

  • Consejos Prácticos

    Comenzamos con unas sugerencias que pueden ayudarte, si no has seguido antes un retiro como éste, o las puedes usar para recordarlas, si ya lo has hecho. Podrías considerar estos temas: cómo, donde, cuando y qué.

    Un tema a considerer como un “cómo” es el tiempo que estimas puedes dedicar a cada sesión del retiro. Conviene decidirlo de antemano, y luego tratar de cumplirlo. No renuncies en forma apresurada si las oraciones parecen algo aburridas, y sigue adelante si parece que todo va bien.
    El material presentado en cada sesión dura aproximadamente entre 20 a 25 minutos; pero podrías tomarte más tiempo para prepararte antes, o para quedarte unos momentos al terminar. Sólo escoge el tiempo que puedes incorporar confortablemente en tu rutina.
    En los temas “donde” y “cuándo”, podrías pensar la mejor hora del día que prefieres para orar – ¿en la mañana, en la tarde, o en el mediodía? Esto sugiere otra pregunta – ¿dónde te será más fácil orar y reflexionar?

    Finalmente, sobre el tema del “qué”, pregúntate para qué estás siguiendo este retiro. Cuáles son los dones y gracias que esperarías recibir de Dios durante este tiempo de oración. Asegúrate de comenzar la primera oración, preguntando a Dios sobre ellas, y procura estar abierto a lo que Dios desee entregarte. Muchas veces no sabemos lo que en verdad necesitamos!

    Cuando hayas completado el tiempo para contestar estas preguntas, estarás listo para comenzar estas oraciones y reflexiones sobre el Nuevo Comienzo. Antes de comenzar, toma un momento para darte cuenta de la mirada de amor y bienvenida de Dios. También toma consciencia de los demás, que, alrededor del mundo, están orando este retiro contigo, y que formas parte de esta comunidad de oración mundial.

Inicio