Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-03-07

La Presencia de Dios

Medito durante unos instantes en la presencia de Dios a mi alrededor y en mí.
Dios creador del universo, de la luna y las estrellas,
de la tierra, de cada molécula, átomo, de todo lo que es y existe:
Dios está en cada latido de mi corazón.
Dios está conmigo, ahora.

La Libertad

Hay muy pocas personas que se dan cuenta lo que Dios haría en ellas si se abandonaran totalmente en sus manos, y se dejaran formar por su Gracia (San Ignacio).
Ruego por la gracia de confiar totalmente en el amor de Dios.

La Conciencia

En la seguridad que Dios me ama incondicionalmente,
recuerdo honestamente lo hecho en el día anterior, lo sucedido y mis sentimientos.
Tengo algo que agradecer? Doy las gracias...
Hay algo que lamento? Pido perdón...

La Palabra de Dios

Mateo 5, 17-19

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "No creáis que he venido a abolir la Ley y los profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. Os aseguro que antes pasarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la Ley. El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes, y se lo enseñe así a los hombres, será el menos importante en el reino de los cielos. Pero quien los cumpla y enseñe, será grande en el reino de los cielos."

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • ¿Están la ley y los profetas resumidos en la ley del amor? San Pablo habla de entregar mi cuerpo para que sea quemado, pero sin amor, es como si no fuera nada ¿Por qué constantemente ponemos tantas demandas y leyes, antes que la ley del amor? Es porque es muy desafiante, sin límites. ¡Se me llama a dar nada menos que todo mi ser!
  • ¿Cómo es leer esto? ¿Me atrevería a pedir ese regalo? ¿A dar mi todo? Como dice el poeta “en caso que te tenga, podría no tener nada más” ¿Hablar con Jesús sobre esto? ¿Quiero ese regalo? ¿O tal vez estoy en la etapa en la que sólo soy capaz de querer desearlo?

Conversación

Sin olvidar que sigo en la Presencia de Dios, imagino a Jesús mismo, de pie o sentado a mi lado. Le digo todo lo que está en mi mente, y en mi corazón, tal como se le habla al mejor amigo.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses