Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2018-10-13

La Presencia de Dios

Estar presente es llegar tal cual uno es, y abierto hacia los demás.
En este momento, cuando he llegado aquí, Dios está presente, esperándome.
Dios siempre llega antes que yo, deseando contactarse conmigo como el mejor de mis más íntimos amigos.
Hago una pausa y doy la bienvenida al Dios que me ama.

La Libertad

Hay muy pocas personas que se dan cuenta lo que Dios haría en ellas si se abandonaran totalmente en sus manos, y se dejaran formar por su Gracia (San Ignacio).
Ruego por la gracia de confiar totalmente en el amor de Dios.

La Conciencia

En la Presencia y Amor de Dios, recuerdo paso a paso el día que termina, comenzando por este instante y mirando hacia atrás, momento a momento.
Recojo y guardo todo lo bueno y luminoso, con mi gratitud.
Pongo atención a las sombras y lo que ellas me dicen,
y busco la sanación, la valentía y el perdón.

La Palabra de Dios

Lucas 11:27-28

Mientras Jesús estaba hablando, una mujer levantó la voz de entre la multitud y le dijo: "¡Feliz la que te dió a luz y te crió!". Jesús le replicó: "Felices, pues, los que escuchan la palabra de Dios y la observan!"

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Un precioso y corto pasaje de Lucas sobre la bendición. El evangelio de Lucas está lleno de bendiciones, especialmente en la narrativa de la infancia de los dos primeros capítulos. Todo tipo de gente –Zacarías, Isabel, María, Simeón, Ana - saben que son bendecidos debido a un niño - Juan, Jesús - que nacerán.
  • En los recuentos de Lucas sobre el nacimiento, los que son benditos cantan a la alegría. Sin embargo, las palabras de Jesús en su ministerio nos alejan de esto. Los Evangelios son claros respecto a la tensión entre Jesús y su familia, ya que el que ha aprendido a decirle Padre, se convierte en el centro de su vida y la fuente de toda bendición.

Conversación

Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses