Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2020-05-24

La Presencia de Dios

Hago una pausa y reflexiono sobre el Amor y la Gracia que Dios vierte sobre mí,
creándome a su imagen y semejanza, transformándome en su templo...

La Libertad

Necesito dejar fuera el ruido,
necesito alzarme sobre el ruido:
el ruido que interrumpe, que separa, que aísla.
Necesito escuchar nuevamente a Dios...

La Conciencia

Cómo me encuentro hoy?
Cómo estoy con Dios?
Tengo algo que agradecer? Doy las gracias ...
Hay algo que lamento? Pido perdón ...

La Palabra de Dios

Mateo 28: 16-20

Por su parte, los Once discípulos partieron para Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Cuando vieron a Jesús, se postraron ante él, aunque algunos todavía dudaban. Jesús se acercó y les habló así: «Me ha sido dada toda autoridad en el Cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia».

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Hoy, cuando celebramos la fiesta de la Ascensión de Jesús, se me invita a reflexionar en este evento. ¿Qué significa esto para mí? Tal vez, igual que algunos de los discípulos en el Evangelio de hoy, yo esté dudosa/o. Hablo a Jesús muy honestamente sobre mis dudas, sabiendo que Él entenderá. Noto que Él da la misma misión a aquellos que creen y a los que dudan.
  • Noto las palabras finales de Jesús: “Siempre estoy con ustedes”. Oigo estas palabras dirigidas a mí ahora: “Estoy siempre contigo, estoy contigo en este momento, sin importar lo que esté pasando en tu vida ahora. Estoy contigo”.

Conversación

Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses