Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2020-11-23

La Presencia de Dios

Lo que está presente en mí, es lo que influye en mi accionar.
Medito sobre la constante Presencia de Dios,
con su gran Amor hacia mí, en medio de tantas otras presencias que me alejan de Él.
Hago una pausa y rezo para que yo permita a Dios que guíe mis decisiones ... en este preciso momento ...

La Libertad

“Soy libre”
Cuando leo estas palabras escritas
Me producen un sentimiento de asombro.
Sí, una maravillosa sensación de libertad.
Gracias, Señor.

 

La Conciencia

En la Presencia de Dios
recuerdo honestamente mis sentimientos del día anterior, mis alegrías, mis penas y mis esperas...
Puedo ver en cuáles estaba presente Dios?

La Palabra de Dios

Lucas 21:1-4

Jesús levantó la mirada y vio a unos ricos que depositaban sus ofrendas en el arca del tesoro del Templo. Vio también a una viuda muy pobre que echaba dos moneditas. Entonces dijo: «En verdad les digo que esa viuda sin recursos ha echado más que todos ellos, porque estos otros han dado de lo que les sobra, mientras que ella, no teniendo recursos, ha echado todo lo que tenía para vivir».

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • En este Evangelio, Jesús pone a la pobre viuda como un ejemplo de alguien que confía plenamente en la providencia de Dios. Ella le dio todo a Él.
  • ¿Con quién te identificas en esta historia? ¿Con aquellos que casualmente dan el dinero, que no echaran de menos en lo más mínimo? O con aquellos que dan de lo poco que tienen. Esto puede incluir no solo dinero, pero también dar nuestro tiempo, energía, habilidades a otros aún cuando estemos cansados o muy ocupados. Hay una diferencia entre ‘dar limosna’ y darnos nosotros mismos, compartir nuestros bienes y buena fortuna con aquellos que tienen menos, mucho menos que nosotros. ¿Qué se te está pidiendo que entregues de ti misma/o hoy día?

Conversación

Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado indiferente?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia Él y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses