Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2020-11-30

La Presencia de Dios

Señor, ayúdame a estar totalmente viva/o
En Tu Santa Presencia
Envuélveme en tu Amor
Que mi corazón sea uno con el tuyo.

La Libertad

Tu muerte en la Cruz me ha hecho libre.
Puedo vivir alegre y libremente
sin temor a la muerte.
Tu misericordia no tiene límites.

La Conciencia

En la Presencia y Amor de Dios, recuerdo paso a paso el día que termina, comenzando por este instante y mirando hacia atrás, momento a momento.
Recojo y guardo todo lo bueno y luminoso, con mi gratitud.
Pongo atención a las sombras y lo que ellas me dicen,
y busco la sanación, la valentía y el perdón.

La Palabra de Dios

Mateo 4:18-22

Mientras Jesús caminaba junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos - Simón, llamado Pedro, y Andrés, su hermano -  que estaban echando una red al lago, pues eran pescadores. Les dijo: “Veníos conmigo y os haré pescadores de hombres”. De inmediato dejando las redes le siguieron. Un trecho más adelante vio a otros dos hermanos - Santiago de Zebedeo y Juan, su hermano - en la barca con su padre Zebedeo, arreglando las redes. Los llamó, y ellos inmediatamente, dejando la barca y a su padre, le siguieron.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • La lectura del Evangelio es la versión de Mateo sobre el llamado a los primeros cuatro apóstoles. “Vengan y síganme y los haré pescadores de hombres,” les dice, y ellos dejan todo y van detrás de Él. Dejan atrás todas las seguridades y medios de vida, incluso a su familia. Siguen a Jesús en completa confianza, sin saber a dónde se dirige o qué les sucederá a ellos. Seguir a Jesús es una experiencia liberadora.
  • Sin embargo, la historia es más simbólica que real, porque sabemos que después volverían a sus botes y a la pesca, y a sus familias. Lo que es más importante no son los actos externos, sino las actitudes internas. Podemos seguir a Jesús en todos los hechos corrientes de nuestro día, en los simples actos de preocuparnos de los demás, trabajando duro en nuestras ocupaciones, etc.; confiando en que sus mano nos está guiando.

Conversación

Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado indiferente?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia Él y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses