Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2021-01-11

La Presencia de Dios

Mi alma anhela tu Presencia, Señor.
Cuando te incorporo en mis pensamientos,
encuentro la paz y el bienestar.

 

 

La Libertad

Pediré la ayuda de Dios,
para librarme de mis preocupaciones,
y estar atenta/o a Dios en este tiempo de oración,
para llegar a amarlo y servirlo cada vez más.

La Conciencia

Cómo me siento en realidad? Bien? No tan bien?
Puedo estar muy en paz, feliz de estar aquí...
También puedo sentir frustración, preocupación o enojo...
Asumo cómo estoy en realidad. Es el yo real el que Dios ama...

La Palabra de Dios

Marcos 1:14-20

Cuando arrestaron a Juan, Jesús se dirigió a Galilea a proclamar la Buena Noticia de Dios. Decía: “Se ha cumplido el plazo y está cerca el reinado de Dios.  Arrepentíos y creed en la Buena Noticia”. Caminando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés que echaban las redes al lago, pues eran pescadores. Jesús les dijo: “Veníos conmigo y os haré pescadores de hombres”. Al punto, dejando las redes, le siguieron. Un trecho más adelante vio a Santiago de Zebedeo y a su hermano Juan, que arreglaban las redes en la barca. Inmediatamente los llamó. Y ellos dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, se fueron con Él.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Después de su bautismo e identificación como el amado Hijo de Dios, Jesús proclama públicamente la buena nueva: que ha traído el reino de Dios aquí y ahora. Dios da a conocer su Presencia en la persona de su hijo Jesús, venido a establecer la verdadera justicia, con compasión para toda la humanidad. Necesitaba ayuda para traer esto a la luz, así que llamó a sus discípulos para que lo siguieran. Me maravilla la cautivadora personalidad de Jesús, que provocó una inmediata e incondicional respuesta de ellos.
  • En mi bautismo, mis padrinos aceptaron un cirio encendido en mi nombre. Yo debería “caminar siempre como un niño/a de la luz” y a mantener encendida la llama de la fe viva en mi corazón”.

Conversación

Jesús, siempre acogiste a los pequeños niños en tu camino por el mundo.
Enséñame a tener la confianza de un niño en Tí,
y vivir en la seguridad de que nunca me abandonarás.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses