Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2021-01-13

La Presencia de Dios

"Me detengo frente a tu puerta y llamo", dice el Señor. Que privilegio más maravilloso es el que el Señor de la Creación desee venir a visitarme.

Doy la bienvenida a su Presencia.

La Libertad

Pido la gracia de creer en lo que podria llegar a ser y hacer, si solo le permitiera a Dios continuar su obra en mí­.
Dejar que Él, quien me creó y me ama, continúe creándome, guiándome y dándome forma.

La Conciencia

En este momento, Señor, vuelvo mis pensamientos hacia Tí. Dejaré de lado mis labores y preocupaciones. Descansaré y refrescaré mi corazón en tu Presencia, Señor.

La Palabra de Dios

Marcos 1:29-39

En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar.
Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: "Todo el mundo te busca." Él les respondió: "Vamos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para esto he salido." Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • ¡Una deliciosa escena doméstica! Después del oficio del Sabbat, en la sinagoga donde Jesús había curado al hombre con el espíritu impuro, sus cuatro discípulos, pescadores de la localidad, se dirigieron a la casa de Simón-Pedro para desayunar. Escucho el parloteo excitado de los niños de la casa mientras Jesús levanta a su abuela del lecho de enferma.
  • Esa tarde al final del Sabbat, grandes multitudes de la localidad se juntan alrededor de la casa, trayendo a los que estaban mal para que Jesús los curara.
  • Antes del amanecer, Jesús sintió la necesidad de rezar solo. ¿Sintió que Pedro lo urgía a hacer de Cafarnaúm su centro de operación cuando Él necesitaba proclamar la Buena Nueva en otros pueblos?

Conversación

Que sucede en mí, mientras rezo?
Siento consuelo, preocupación, indiferencia?
Imagino a Jesús mismo sentado o de pie, a mi lado,
y comparto estos sentimientos con Él.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses