Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2021-01-18

La Presencia de Dios

Hago una pausa, por un momento
y reflexiono sobre la Presencia vivificadora de Dios
en todo mi cuerpo, en todo mi alrededor,
en la totalidad de mi vida.

La Libertad

Si Dios estuviera tratando de decirme algo, lo notarí­a?
Si Dios me aconsejara o me desafiara, me daría cuenta?
Pido la gracia de librarme de mis preocupaciones,
y estar atenta/o a escuchar lo que Dios me diga...

La Conciencia

¿Dónde encuentro, en mi vida, los espacios para la esperanza, el entusiasmo y el crecimiento? Al mirar hacia atrás en los últimos meses, yo podría ser capaz de ver cuales ocasiones y actividades me aportaron esos frutos. Si las encuentro, me propongo entregarles el tiempo y el espacio que necesiten, de aquí en adelante.

La Palabra de Dios

Marcos 2:18-22

En aquel tiempo, los discípulos de Juan y los fariseos estaban de ayuno. Vinieron unos y le preguntaron a Jesús: "Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?" Jesús les contestó: "¿Es que pueden ayunar los amigos del novio, mientras el novio está con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar. LLegará un día en que se lleven al novio; aquel día sí que ayunarán. Nadie le echa un remiendo de paño sin remojar a un manto viejo; porque la pieza nueva tira del manto viejo, y deja una rotura peor. Nadie echa vino nuevo en odres viejos; porque revientan los odres, y se pierden el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos."

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Hemos visto que Jesús ya ha traspasado varios límites establecidos por mucho tiempo. Hay una atmósfera de libertad alrededor de Él y a sus discípulos les gusta. Aquí hay otro signo de la presencia del ‘reino de Dios’—Jesús está revelando que Dios quiere que todos sean libres, felices y alegres. Efectivamente está diciendo “¡Es tiempo de fiesta!”
  • Converso con Jesús como lo haría con un amigo. Débilmente percibo que algo radicalmente nuevo en Jesús está iluminando un mundo oscuro, y es tan atractivo. La irrupción de lo divino en un corazón humano cambia la vida. No quiero ser más un viejo manto, ni una bota gastada, así es que le pido que me libere de mis miedos, para poder vivir en júbilo a causa de la extravagante Buena Noticia que se me ha dado.

Conversación

Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses