Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2021-01-21

La Presencia de Dios

Mientras estoy frente a mi computador, Dios está presente, con su soplo de vida para mí y para todo lo que me rodea.
Por unos momentos, quedo en silencio, consciente de su Presencia y su Amor.

La Libertad

Pediré la ayuda de Dios,
para librarme de mis preocupaciones,
y estar atenta/o a Dios en este tiempo de oración,
para llegar a amarlo y servirlo cada vez más.

La Conciencia

Me pregunto: "¿cómo está mi ser interior hoy día? ¿Está cansado, estresado, fuera de forma?" Si cualquiera de estos casos sucede, "¿cómo librarme de estas preocupaciones que me perturban?"

La Palabra de Dios

Marcos 3:7-12

En aquel tiempo, Jesús se retiró con sus discípulos a la orilla del lago, y lo siguió una muchedumbre de Galilea. Al enterarse de las cosas que hacia, acudía mucha gente de Judea, de Jerusalén y de Idumea, de la Transjordania, de las cercanías de Tiro y Sidón. Encargó a sus discípulos que le tuviesen preparada una barca, para que toda aquella gente no lo atropellase. Como había curado a muchos, todos los que sufrían de algo se le echaban encima para tocarlo. Cuando lo veían, hasta los espíritus inmundos se postraban ante él, gritando: "Tú eres el Hijo de Dios." Pero él les prohibía severamente que lo diesen a conocer.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Jesús ama la naturaleza, sean laderas silenciosas, u orillas de lago. Le da paz, espacio y privacidad para que pueda alinear su corazón con el del Padre. Feliz voy con Él al lago, temprano en la mañana, sólo para darme cuenta que amplias multitudes nos siguen. Será otro día de torbellino, de servicio abnegado por su parte. Me pide ayuda para sacar afuera un bote, para no ser hostigado porque el entusiasmo por oírlo y tocarlo es contagioso. Pido algo de ese entusiasmo, cuando debato sobre darle tiempo para encontrarme con Él diariamente: hay tantas otras cosas que piden mi atención.
  • ¿Alguna vez salgo a tocarlo en la oración? Después de todo, tocamos los crucifijos y reliquias, lo recibimos en la eucaristía y aquí está el Hijo de Dios cerca de mío en la oración. Los demonios lo reconocen como tal y caen frente a Él: ¿qué gesto es apropiado para expresar mi relación con Él? San Ignacio dice: ¡Usa tu imaginación

Conversación

Que sucede en mí, mientras rezo?
Siento consuelo, preocupación, indiferencia?
Imagino a Jesús mismo sentado o de pie, a mi lado,
y comparto estos sentimientos con Él.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses