Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2021-02-20

La Presencia de Dios

Dejo de apresurarme por unos momentos
Y trato de percibir a Dios, que está presente.
Para mí. Aquí y ahora.
Está Presente en lo que yo hago,
en las personas con que me encuentro,
en las situaciones de mi vida diaria.
¿Qué puedo hacer para ver esta realidad?

 

La Libertad

Señor, que nunca yo reciba el regalo de mi libertad como algo merecido. Me diste la gran bendición de la libertad de espíritu. Llena mi espíritu con Tu Paz y Tu Amor.

La Conciencia

¿Dónde encuentro, en mi vida, los espacios para la esperanza, el entusiasmo y el crecimiento? Al mirar hacia atrás en los últimos meses, yo podría ser capaz de ver cuales ocasiones y actividades me aportaron esos frutos. Si las encuentro, me propongo entregarles el tiempo y el espacio que necesiten, de aquí en adelante.

La Palabra de Dios

Lucas 5:27-32

En aquel tiempo, Jesús vio a un publicano llamado Leví, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: "Sígueme." Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió. Leví ofreció en su honor un gran banquete en su casa, y estaban a la mesa con ellos un gran número de publícanos y otros. Los fariseos y los escribas dijeron a sus discípulos, criticándolo: "¿Cómo es que coméis y bebéis con publícanos y pecadores?" Jesús les replicó: "No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino para invitar a los pecadores a que se arrepientan."

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Con quien Jesús come y bebe, es una distracción de lo que es su misión --llamarnos a un cambio de vida. Cuando estamos focalizados en Jesús, podemos comer y beber con cualquiera. Si nos focalizamos en Jesús, nadie puede quitarnos lo mejor de la vida – su amor y su palabra. Podemos invitar a cualquiera a nuestra oración y permitir que la oración sea un tiempo de sanación y perdón.

Conversación

Siento que reacciono en alguna forma al orar con la Palabra de Dios? Me siento desafiada(o), confortada(o), enojada(o)?
Imagino a Jesús sentado o de pie, a mi lado; le hablo sobre mis sentimientos, como al mejor de los amigos.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses