Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2021-05-05

La Presencia de Dios

Por unos momentos, pienso en la velada Presencia de Dios en todo:
en los elementos, dándoles existencia;
en las plantas, dándoles vida; en los animales, dándoles sentidos; y finalmente, en mí, dándome todo eso y más,
transformándome en un templo, un hogar para el Espíritu Santo.

La Libertad

Pediré la gracia de Dios,
para librarme de mis preocupaciones,
estar atenta/o a lo que Dios me pide,
y dejarme formar por el amor de mi Creador.

La Conciencia

Cómo me encuentro hoy?
Cómo estoy con Dios?
Tengo algo que agradecer? Doy las gracias ...
Hay algo que lamento? Pido perdón ...

La Palabra de Dios

1Juan 3:18-24

Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras. En esto conoceremos que somos de la verdad y tranquilizaremos nuestra conciencia ante él, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo. Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios. Y cuanto pidamos lo recibimos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.

Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo, Jesucristo, y que nos amemos unos a otros, tal como nos lo mandó. Quien guarda sus mandamientos permanece en Dios, y Dios en él; en esto conocemos que permanece en nosotros: por el Espíritu que nos dio.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Jesús habla frecuentemente de dar fruto, y eso es lo que significa seguirlo a Él. La rama que da frutos está podada, y la poda es siempre dolorosa: parece que parte de nosotros/as está destrozada con violencia, y la miramos y sentimos como muerta. Sin embargo, la poda es un acto de confianza, porque la rama podada dará abundantes frutos. Miro hacia atrás a los momentos de poda en mi vida, y veo lo cierto que esto es. Le pido a Jesús que esté a mi lado cuando me están podando.
  • El Padre mismo es el viñatero. Los árboles frutales son cosas maravillosas, pero necesitan mucho cuidado y comprensión de lo que les está pasando en cada momento. El Padre, el que sabe todo y puede todo, es el que me cuida, y su orgullo y gloria, como todo agricultor, es que dé abundantes frutos. Me quedo con esta imagen del Padre como el que cuida mi vida, y siento mi corazón llenarse de confianza y gratitud.

Conversación

Recordando que estoy en la Presencia de Dios,
imagino al mismo Jesús, de pié o sentado a mi lado,
y le digo lo que esté en mi mente, y en mi corazón,
hablando como de un amigo a otro.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses