Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2021-06-13

La Presencia de Dios

Dios está conmigo, pero es más: Dios está dentro de mí.
Hago una pausa y siento su Presencia, que me da la Vida, en mi cuerpo, en mi mente, en mi corazón,
en este momento ... ahora ...

La Libertad

Amado Señor, instala en mi corazón
El deseo de conocerte y amarte más.
Que yo pueda responder
a que se haga Tu Voluntad en mi vida.

 

La Conciencia

En la Presencia de Dios
recuerdo honestamente mis sentimientos del día anterior, mis alegrías, mis penas y mis esperas...
Puedo ver en cuáles estaba presente Dios?

La Palabra de Dios

Marcos 4:26-34

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega."
Dijo también: "¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas." Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • La noticia de que el Reino de Dios estaba entre nosotros fue la principal noticia que trajo Jesús. Esta es la Buena Noticia en el evangelio. Es la noticia de que nuestro Dios no está lejos y apartado de nosotros/as en una esfera distante. En cambio, Dios está en nuestro medio, activo en nuestra vida diaria, ofreciéndonos regalos de libertad y plenitud de vida.
  • ¿Estoy preparado/a para permitir el Reino de Dios en mi propia vida? ¿Puedo dar la bienvenida a los regalos de Dios y ofrecerle a él los mayores regalos que puedo darle: mi confianza? ¿Estoy preparado/a y deseoso/a de permitir que Dios me transforme?

Conversación

Sin olvidar que sigo en la Presencia de Dios, imagino a Jesús mismo, de pie o sentado a mi lado. Le digo todo lo que está en mi mente, y en mi corazón, tal como se le habla al mejor amigo.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses