Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2021-07-24

La Presencia de Dios

Por unos momentos, pienso en la velada Presencia de Dios en todo:
en los elementos, dándoles existencia;
en las plantas, dándoles vida; en los animales, dándoles sentidos; y finalmente, en mí, dándome todo eso y más,
transformándome en un templo, un hogar para el Espíritu Santo.

La Libertad

“Soy libre.”
Cuando observo estas palabras escritas,
parecen crear en mí una sensación de asombro.
Sí, una maravillosa sensación de libertad.
Gracias, Señor.

La Conciencia

El saber que Dios me ama sin condiciones,
me permite ser honesto/a conmigo mismo/a.
Cómo ha sido mi último día? Cómo me siento ahora?
Comparto mis sentimientos abiertamente con el Señor.

La Palabra de Dios

Mateo 13:24-30

Les contó otra parábola: “El reinado de Dios es como un hombre que sembró semilla buena en su campo. Pero, mientras la gente dormía, vino su enemigo y sembró cizaña en medio del trigo, y se marchó.  Cuando el tallo brotó y empezó a granar, se descubrió la cizaña. Fueron entonces los siervos y le dijeron al amo: Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿De dónde le viene la cizaña? Les contestó: Un enemigo lo ha hecho. Le dijeron los siervos: ¿Quieres que vayamos a arrancarla? Les contestó: No; que, al arrancarla, vais a sacar con ella el trigo. Dejad que crezcan juntos hasta la siega. Cuando llegue la siega, diré a los segadores: Arrancad primero la cizaña, atadla en gavillas y echadla al fuego; luego recoged el trigo y guardadlo en mi granero”.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Jesús compara el reino del cielo al bien que deseamos y hacemos. Cuando las cosas no siempre funcionan como esperamos, es fácil distraerse del bien. Rezo para que yo pueda mantener mis buenas intenciones claras y frescas, trayéndolas ante el Espíritu Santo para que las bendiga.
  • El maestro en la historia reconoció el trabajo del enemigo, pero no alteró su curso ni definió su vida; su preocupación se mantuvo en sus campos de trigo, sus ojos en la cosecha que podía entregar. Ayúdame, Dios, para ser capaz de conocer y nombrar lo que me empobrece pero mantener mi ojo y mi corazón en lo que tú estás haciendo y en lo que deseas para mí.

Conversación

Siento que reacciono en alguna forma al orar con la Palabra de Dios? Me siento desafiada(o), confortada(o), enojada(o)?
Imagino a Jesús sentado o de pie, a mi lado; le hablo sobre mis sentimientos, como al mejor de los amigos.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses