Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2021-09-15

La Presencia de Dios

Estar presente es llegar tal cual uno es, y abierto hacia los demás.
En este momento, cuando he llegado aquí, Dios está presente, esperándome.
Dios siempre llega antes que yo, deseando contactarse conmigo como el mejor de mis más íntimos amigos.
Hago una pausa y doy la bienvenida al Dios que me ama.

La Libertad

“Soy libre”
Cuando leo estas palabras escritas
Me producen un sentimiento de asombro.
Sí, una maravillosa sensación de libertad.
Gracias, Señor.

 

La Conciencia

El saber que Dios me ama sin condiciones,
me permite ser honesto/a conmigo mismo/a.
Cómo ha sido mi último día? Cómo me siento ahora?
Comparto mis sentimientos abiertamente con el Señor.

La Palabra de Dios

Lucas 2: 33-35

Su padre y su madre estaban maravillados por todo lo que se decía del niño. Simeón los bendijo y dijo a María, su madre: "Mira, este niño traerá a la gente de Israel, ya sea caída o resurrección. Será una señal impugnada en cuanto se manifieste, mientras a tí misma una espada te atravesará el alma".

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • María y José se asombraron con las palabras de Simeón. No asintieron con sus cabezas y dijeron que ellas respondían a lo que pensaban. Como todas las madres, María sabía que su precioso hijo era único; pero fue poco a poco descubriendo lo que las palabras de Simeón podrían significar, en su vida y en la de su hijo.
  • Disfruten del encanto de esta escena.
  • A veces podemos leer los Evangelios y quedar asombrados por lo que Jesús dijo y por lo que se decía de Él. María y José deben haber pensado cómo sería su hijo cuando creciera, y qué haría este niño tan especial. Tenían el presentimiento que la vida y misión de Jesús les traería tiempos difíciles a ellos y al niño. Las bendiciones de Simeón pueden haberlos fortalecido. Demos gracias por todos los que nos han bendecido, ayudado y entusiasmado en nuestra vida de Fe.

Conversación

Que sucede en mí, mientras rezo?
Siento consuelo, preocupación, indiferencia?
Imagino a Jesús mismo sentado o de pie, a mi lado,
y comparto estos sentimientos con Él.

Conclusión

Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo,

Como era en un principio,

es ahora y siempre será,

por los siglos de los siglos

Amén

 

 

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses