Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2022-01-12

La Presencia de Dios

Es siempre agradable estar en la presencia de amigos.
Cuando llego a Tu Presencia, Señor,
sé que estoy en la presencia de mi Creador.
Tú me creaste por Amor.
Tú incluso conoces la cantidad de cabellos en mi cabeza.
Tú Presencia, Señor, es la más grande de todas.

 

La Libertad

Señor, me entregaste el gran regalo de la libertad.
En estos tiempos, Oh Señor, permite que yo sea libre
de cualquier forma de racismo o intolerancia.
Recuérdame, Señor, que todos somos iguales en tus ojos,
esos ojos que nos aman.

La Conciencia

Qué maravilloso es ser capaz
de llegar a Tu Presencia, Señor.
No importa la hora.
No importa dónde estoy.
Sólo necesito pronunciar Tu Nombre

 

La Palabra de Dios

Marcos 1:29-39

Al salir de la Sinagoga, Jesús fue a la casa de Simón y Andrés con Santiago y Juan. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, por lo que en seguida le hablaron de ella. Jesús se acercó y, tomándola de la mano, la levantó.Se le quitó la fiebre y se puso a atenderlos. Antes del atardecer, cuando se ponía el sol, empezaron a traer a Jesús todos los enfermos y personas poseídas por espíritus malos. El pueblo entero estaba reunido ante la puerta. Jesús sanó a muchos enfermos con dolencias de toda clase y expulsó muchos demonios; pero no los dejaba hablar, pues sabían quién era.De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario. Allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron a buscarlo, y cuando lo encontraron le dijeron: "Todos te están buscando". Él les contestó: "Vámonos a los pueblecitos vecinos, para predicar también allí, pues para esto he salido". Y Jesús empezó a visitar las Casas de oración de aquella gente, recorriendo toda Galilea. Predicaba y expulsaba a los demonios.

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • En esta lectura se juntan muchos aspectos de la vida de Jesús. Después del drama matinal en la Sinagoga, Jesús fue a la casa de Simón y Andrés. Las restricciones de la observancia del Sábado exigían que pasaran un día tranquilo. Pero la suegra de Simón estaba enferma y Jesús se sintió inclinado a sanarla. Él siempre ponía la compasión antes que la Ley.
  • El Sábado terminaba a la puesta del sol y eso permitía que “toda la ciudad” llevara sus enfermos y poseídos. Ellos acamparon frente a la puerta hasta que Jesús hubo ejercido su poder sanador. ¿Cuán tarde era cuando terminó todo eso? Sin embargo, en la madrugada, “cuando todavía estaba oscuro”, Jesús se deslizó fuera de la casa, encontró un lugar solitario y se puso a orar. ¿Por qué Jesús sintió la necesidad de orar? ¿Eso te sorprende?
  • Un grupo fue enviado a buscar a Jesús. Cuando lo encontraron, se produjo una curiosa conversación que implicaba una elección apostólica: volver a Cafarnaún, como querían sus habitantes, o irse a otras ciudades. Jesús, en oración, ya había decidido la última opción. ¿Qué le habrías aconsejado tú?

Conversación

Como me ha llegado la Palabra? Me ha dejado indiferente?
Me ha consolado, o me ha impulsado a actuar en otra forma?
Imagino a Jesús mismo, sentado o de pie, cerca de mí.
Me vuelvo hacia Él y le abro mi corazón.

Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora, y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses