Programas del usuario

  • Fondo
  • Fade speed
  • Música
  • Tamaño del texto
Escoge un tema de fondo.
Escoge la velocidad con que se reemplazan las etapas de la oración diaria.
Escoge la música a escuchar durante tu oración diaria.
Escoge el tamaño del texto de la oración diaria.

Oración diaria - 2022-06-27

La Presencia de Dios

Dios está conmigo, pero es más: Dios está dentro de mí.
Hago una pausa y siento su Presencia, que me da la Vida, en mi cuerpo, en mi mente, en mi corazón,
en este momento ... ahora ...

La Libertad

Señor, me creaste para vivir en libertad.
Que Tu Espíritu Santo me guíe para seguirte libremente.
Instala en mi corazón el deseo
de conocerte y amarte cada día más.

La Conciencia

Señor, ayúdame a ser plenamente consciente de tu Santa Presencia. Me envuelves en tu Amor. Que mi corazón pueda convertirse en uno con el Tuyo.

La Palabra de Dios

Mateo 8:18-22

Jesús, al verse rodeado por la multitud, dio orden de cruzar a la otra orilla. Entonces se le acercó un maestro de la Ley y le dijo: "Maestro, te seguiré adondequiera que vayas." Jesús le contestó: "Los zorros tienen cuevas y las aves tienen nidos, pero el Hijo del Hombre ni siquiera tiene dónde recostar la cabeza". Otro de sus discípulos le dijo:"Señor, deja que me vaya y pueda primero enterrar a mi padre." Jesús le contestó: "Sígueme y deja que los muertos entierren a sus muertos."

Reflexiones sobre la lectura de hoy

Active
Default
  • Hoy estoy invitada/o a considerar qué significa ser un/a cristiano/a, un seguidor de Jesús. No es garantía de una vida fácil. Seguir a Jesús significa estar preparado para estar con él en los tiempos malos así como en los buenos.
  • Pero eso no significa que yo deba ser temerosa. Porque, si estoy con Jesús y como hemos visto pocos días atrás, su amor y compasión son siempre activos en mi beneficio. Renuevo mi compromiso con Jesús y mi confianza en su bondad.

Conversación

Que sucede en mí, mientras rezo?
Siento consuelo, preocupación, indiferencia?
Imagino a Jesús mismo sentado o de pie, a mi lado,
y comparto estos sentimientos con Él.

Conclusión

Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amen

El Lugar de Oración administrado por los Jesuítas Irlandeses